Fiscalidad explotaciones agrarias

El 01 de Enero de 2016 entran en vigor una serie de medidas aprobadas por el gobierno en  la  reforma fiscal publicada a finales de 2014, y cuya aplicación había sido planteada para entrar en vigor en dos tramos, una parte de las medidas en 2015 y el resto a partir del 01 de Enero de 2016.

En materia de fiscalidad agraria hay dos medidas que entran en vigor y que debemos tener en cuenta:

Por un lado, pasan a ser contribuyentes del Impuesto de Sociedades  las Sociedades Civiles con objeto mercantil.

¿Qué ocurre con las Sociedades Civiles del sector agrario? Diversas consultas publicadas por la Dirección General de Tributos han concretando estos términos, aclarando,  que quedan excluidas de ser contribuyentes del impuesto de sociedades las entidades que se dediquen a actividades agrícolas, ganaderas, forestales,  mineras y de carácter profesional por ser dichas actividades ajenas al ámbito mercantil.

Por otro lado, se modifican los límites para que las actividades agrícolas, forestales y ganaderas puedan estar incluidas en el régimen de módulos, de tal modo que,  quedarán excluidas aquellas actividades cuyo volumen de ingresos para el conjunto de estas actividades supere los 250.000€ (anteriormente 300.000 €).

Además, según el proyecto de la orden de módulos para 2016, quedaran excluidas aquellas cuyo volumen de compras en bienes y servicios (excluido el inmovilizado) supere los 250.000€. Se amplía el límite respecto a lo previsto en la reforma de finales de 2014 que fijaba este límite en 150.000€.

Este  proyecto de la Orden de módulos para 2016 (pendiente de la publicación definitiva) fija el índice de rendimiento neto a aplicar en la actividad de bovino de leche en 2016 en el 0,20, pero además,  recoge una reducción del índice de rendimiento neto a aplicar en ejercicio 2015 en la actividad de bovino de leche quedando fijado en el 0,20 en lugar del 0,32 aprobado anteriormente para ese ejercicio, lo que reducirá importe del beneficio a declarar en la renta correspondiente a  2015. También se modifican los índices de rendimiento a aplicar en 2015 a otros productos como la patata.

Por último recordar que estamos a punto de cerrar el ejercicio fiscal del 2015, este puede ser un buen momento para que el contribuyente, según sus circunstancias, pueda para valorar  algunas opciones que pueden reducir la carga de impuestos en el ejercicio como pueden ser  la aportación a sistemas de previsión social  como formula complementaria a la jubilación y que reducen la Base Imponible,  (además de los sistemas tradicionales de planes de pensiones, mutualidades de previsión social  y planes de previsión asegurados, se incluyen los planes de previsión social empresarial y los seguros de dependencia).